martes, febrero 24, 2009

La pequeña muerte *

.
Antonio Tàpies, Composición Ultramarina, 1959
.
.
qué dolor soñará la muerte
ahí donde la luz es vértigo y desesperación
estela de latidos que poco a poco se deshace en el pasillo
un aguacero de agujas y zumbidos que desentonan con el viento
porque buscar tu corazón fue como buscar una puerta en una cascada
piano vertebrado, donde has ido a caer?
y las flores cuelgan sus mandíbulas en derredor del árbol de tu voz
y la pluma que cae girando ante nosotros es un abrelatas de las penas
una como negra imagen ancestral del mundo a través del cristal de estas palabras
porque no somos sino simples escamas de un reptil sin sosiego, esperando la última rotación de nuestra sombra
la primera embestida de la noche en medio de un jardín de amapolas
quién juega con los reinos, huyendo de qué miedo nos abrazamos a nuestra almohada?
a través de qué idioma hemos de filtrarnos por los metales preciosos del sueño
huracán salado, tigre de la sangre, qué buscas?
un camino de piedra que desciende la escala musical de la especie
joyas de la noche rodeándonos en silencio
cortadas de raíz por las manos infantiles de dios en medio del pantano.
.
.
* La pequeña muerte, inicialmente llamada "muerto fresco", es resultado de un "duelo poético" vía Msn. entre Paulo C. Peña y quien firma esta nota.
.
.

6 comentarios:

incorregible dijo...

excelente poema...

P. dijo...

hay instantes por los que fluye de tal manera el texto que casi no distingo cual verso es propio o cual es ajeno.
seria genial inventar un poeta... (pero ese es otro rollo)

ludwig dijo...

me gusta, sobre todo en los momentos en ke el desasosiego se aparta para dar cabida a la belleza sencilla: la primera envestida de la noche en medio de un campo de amapolas...que fluya la noche las flores la violencia pura del tiempo

-Handrez- dijo...

La invención de un nuevo poeta sería físicamente llamativo (no necesaria agradable) pero literiamente salvaje.

Juan Pablo Bustamante dijo...

por momentos fluye el poema y ambos estilos se vuelven uno solo... si bien forman uno que no es mucho de mi agrado (acostumbrado a la sangre, las pistolas y la belleza de la violencia explícita), sí sería interesante ver qué más pueden ofrecer...

P. dijo...

cerca de la dichosa invención...