miércoles, febrero 15, 2006

Contemplación




 
Dibujo por Adán Calatayud


Voy a escapar de tu mirada de vidrio enojada
tu mirada de viento de lluvia seca de acero de saliva
tu mirada de orquídea de luz ardiendo en la hoguera de los brujos
tu mirada clandestina de encierro
tu mirada atrapada de relámpago
tu mirada descalza de manos
tu mirada desnuda de árbol
tu mirada festiva de constelaciones
tu mirada de lodo que abre paso a las sombras de la noche
tu mirada destellante que galopa los inviernos de la furia
que se anidan en el tosco hueco de mi garganta
que ensordece de murmullos los ríos de piedras
que me arrastran la noche entera.


1 comentario:

Grish dijo...

Puede que las miradas aún sean señales perdidas de una razón sin tiempo... puede que las mañanas no sean las mismas sin ellas... puede también que una conversación resulte incompleta cuando no las encuentras... puede, sin embargo, sentir la plena tristeza de encontrarse timidamente desnuda ante una pequeña multitud de sentidos que la reclaman como un hallazgo tortuoso... y así ha sido... y así será una mirada sola... llena de significados para desnudar...